Tres cualidades de un discípulo auténtico

Adbiel toro.png
Seguidor.jpg

Cristo es quien nos llama a ser sus discípulos y es quien promete conducirnos por ese sendero. Así siempre lo ha hecho y lo hará. Durante sus años de ministerio público Jesús invirtió mucho tiempo de definir claramente como es un discípulo y como es el crecimiento de un discípulo. De forma intencional Cristo dio definiciones de lo que es un discípulo para marcar un camino de principios y una ruta clara a seguir para todos aquellos que respondamos a su llamado. Miremos como el Señor Jesús definió cuáles son las características de un discípulo.

1.    Permanencia Constante: “Por tanto, Jesús decía a los judíos que habían creído en él: —Si vosotros permanecéisen mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os harálibres.” Juan 8:31-32

Permanecer en su palabra significa conocerla, dejar que moldee su mente y corazón y obedecerla. El discípulo decide permanecer en la palabra de Dios y hace de ella su fundamento de vida. Es aquel que la oye la Palabra y la pone en practica, la aplica, la vive. Es aquel que construye sobre la roca en vez de construir sobre la arena. El acto de permanecer es uno de constancia, no es esporádico ni intermitente. El permanecer en la Palabra es una decisión no negociable en la vida del discípulo. Esa permanencia es la que trae conocimiento de la verdad de Dios y por consiguiente esa permanencia en la Palabra nos conduce a la libertad en Jesús.

2.    Amor compasivo:“Un mandamiento nuevo os doy: que os améislos unos a los otros. Como os he amado,amaostambién vosotros los unos a los otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amorlos unos por los otros.”Juan 13:34-35

El autor William Hendriksen menciona lo siguiente sobre este pasaje; “La marca inconfundible que distingue a los seguidores de Cristo no es el poder militar, ni la acumulación de bienes materiales, ni posiciones de autoridad, ni milagros, ni la precisión de la ortodoxia doctrinal, ni la elocuencia de palabra, ni el crecimiento numérico, sino la práctica consecuente de esa clase de amor unos por otros, de parte de los creyentes, que Jesús demostró durante su ministerio y supremamente en la cruz.” Amar como Jesús amo es la marca distintiva del discípulo de Cristo. Como menciona Benjamin Bedford, “El amor hacia los hermanos es señal de la morada de Dios en nuestro corazón...Es inconcebible que el que ama a Dios odie a su hermano.”

3.    Multiplicación sin límites:“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre: en que llevéis mucho frutoy seáis mis discípulos.”Juan 15:7-8

La vida del discípulo produce frutos de vida eterna en su carácter, acciones, motivos, pensamientos y palabras. Su vida naturalmente crece y crece porque el Dios todopoderoso mora en el y lo transforma su semejanza. Nuestros ojos se abren, nuestro entendimiento de Dios aumenta, y la comprensión de su voluntad se hace tan clara que reconocemos que ella es lo mejor para nuestra vida. Pero el discípulo maduro es llamado a dar frutos y ayudar a su prójimo a que llegue a ser con el un discípulo de Cristo. Solo uno que a experimentado libertad pueda mostrarle el camino de libertad a otros. Solo uno que a experimentado el poder de la gracia de Dios puede contar cuán grande son las abundantes reservas de esa maravillosa gracia. 

 “Tan pronto como uno acude a Cristo nace en el corazón un vivo deseo de hacer saber a otros cuán precioso amigo encontró en el Señor Jesús. La verdad salvadora y santificadora no puede permanecer encerrada en el corazón. Si estamos revestidos de la justicia de Cristo y rebosamos de gozo por la presencia de su Espíritu, no podremos guardar silencio.” Elena White, El Camino a Cristo, p.78

 

Pastor Abdiel Del Toro es el Vice-Presidente del Ministerio en Español de Florida Conference.