Repensemos la Escuela Bíblica de Vacaciones

Debbie.png
2+copy.jpg

El programa anual de la Escuela Bíblica de Vacaciones ha estado presente desde fines del siglo XIX. La mayoría de nosotros probablemente recuerde asistir a uno de ellos de niño, y lo más probable es que lo hayamos disfrutado. ¡Al menos ese fue mi caso!

En un comienzo, la Escuela Bíblica de Vacaciones tenía por propósito brindar momentos adicionales para estudiar la Biblia durante los meses de verano. También era usado para mantener ocupados a los estudiantes que no tenían nada para hacer. Hoy día, sin embargo, el enfoque de la Escuela Bíblica de Vacaciones se ha volcado hacia afuera, dado que el lugar central lo ocupa la salvación de los niños y las familias.

Por ello, ¿cómo podemos como iglesias adventistas del séptimo día asegurarnos de estar enfocados en la salvación? Comience con oración, por supuesto. Este programa tiene que ser para Dios y solo para él. Tiene que buscar sus deseos, su interés, su amor por todas las personas. Comience entonces creando su estrategia. La Escuela Bíblica de Vacaciones tiene que implicar cambios dentro de la iglesia Y comunicación hacia afuera de la iglesia, para que su comunidad sepa que se está llevando a cabo algo especial.

Cambios dentro de la iglesia significa que comenzamos a hablar de la Escuela Bíblica de Vacaciones como una herramienta de evangelización. Comenzamos pidiendo a los demás que oren por las visitas que vendrán. Oramos para que el Señor nos guíe a los frutos maduros, allí donde él está obrando, y para que las intervenciones del enemigo se vean frustradas. Asegúrese de brindar actualizaciones a la familia de la iglesia respecto del número de personas que no son miembros que se están registrando.

¡Haga planes de cambiar el edificio! Esto en realidad tiene que ver más con los miembros que con las visitas. Cuando transformamos el edificio, logramos que los miembros se entusiasmen e involucren. Ellos pueden sentirse muy satisfechos con lo que está haciendo la iglesia y experimentar mayores deseos de invitar a sus amigos.

Ahora estamos listos para dar a conocer el evento. Destine fondos en su propuesto para la promoción. Aproveche los medios sociales y pague por avisos que su comunidad pueda ver (Facebook, etc.). Cree tarjetas que los miembros podrán distribuir, como así también colgadores para las puertas del vecindario.

Dos semanas antes de la Escuela Bíblica de Vacaciones, dedique el sábado de tarde para ir de puerta en puerta. Invite a la familia de su iglesia para que salga junta y llame a las puertas de los vecinos de la iglesia con un volante en la mano, o contándoles simplemente sobre la Escuela Bíblica de Vacaciones, e invitándolos a asistir. Vaya acompañado de su Equipo del Ministerio de Oración para orar por cada casa mientras los demás extienden las invitaciones. Envíe tarjetas y correos electrónicos a los miembros e interesados que han acumulado a lo largo del año. Y en todos los casos, no se olvide de colocar un pasacalles con información sobre la Escuela Bíblica de Vacaciones delante de su iglesia.

 

¡Que Dios lo bendiga, y que comience el evangelismo!

 

Debbie Rivera es pastora asociada de la iglesia de Ellicott City en Maryland, Estados Unidos