Se necesitan misioneros voluntarios

Se necesitan misioneros voluntarios

¿Por qué alguien dejaría la comodidad de su hogar y se aventuraría en un lugar inseguro, tal vez hostil y desconocido? Hay una serie de razones para tomar esta decisión y formas que pueden brindar a los pastores información sobre el reclutamiento y la movilización de voluntarios misioneros, incluso factores que fortalecen el crecimiento de la iglesia local.

Read More

Los pastores laicos voluntarios son esenciales para nuestra misión

Los pastores laicos voluntarios son esenciales para nuestra misión

En las vísperas del Concilio de Fin de Año de la División Norteamericana en 2015 me sentía un tanto dubitativo y nervioso. El pastor Dan Jackson, presidente de la división, me había pedido que preparáramos una osada visión misionera para Norteamérica. Nuestro equipo, en consulta con algunos de los líderes de las uniones y asociaciones además de varios pastores, tenía un plan

Read More

Estaré en las ciudades

Estaré en las ciudades

¿Sabía usted que hay más de 58 ciudades o conglomerados con al menos un millón de personas dentro del territorio de la División Norteamericana? Quizá, si las mencionara por nombre, usted las reconocería: Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Washington DC, Filadelfia, Boston, Toronto, Montreal, Vancouver, Las Vegas, Virginia Beach, Calgary y Louisville, entre otras, muchas otras. Son 58 ciudades con más de un millón de habitantes.

Read More

La Pascua… ¡No la ignore!

La Pascua… ¡No la ignore!

En pocos días el cristianismo y el mundo en general celebrarán y reconocerán una fiesta que conmemora es el que es quizás el evento más significativo en la historia de esta tierra: la muerte y la resurrección de Jesús. Muchos la denominan “La Pascua”. Según el Centro de Investigaciones Pew, la Pascua es el momento en que más estadounidenses buscan en línea por la palabra “iglesia” después de la época navideña. 

Read More

DESARROLLANDO MINISTERIOS DE COMPASION Y ESPERANZA

DESARROLLANDO MINISTERIOS DE COMPASION Y ESPERANZA

El cristiano es un agente de cambio positivo, que llega dándole sentido al ambiente que le rodea. Jesús lo denominó como “la sal de la tierra” y “la luz del mundo” (Mateo 5:13-16), destacando la doble función de “la sal y la luz”: sazonar y preservar los alimentos e iluminar y guiar de forma consciente y segura. 

Read More