¿Por qué plantar iglesias? ¿No tenemos ya suficientes?

Jose.png
Revi.jpg

“¿Por qué plantar iglesias? ¿Acaso no tenemos ya suficientes iglesias?” Estas son las respuestas iniciales más comunes que he escuchado cuando se menciona la plantación de iglesias. No obstante, nada podría estar más alejado de la verdad. Pienso que esas preguntas representan uno de los mitos más dañinos de Satanás, creado en el mismo infierno, para hacer que la iglesia no se involucre en la misión y se cumpla su deseo de hacerla desaparecer de esta tierra.

 Cada vez que alguien te diga “ya tenemos suficientes iglesias”, se que estas siendo receptor de noticias falsas. La realidad es que no tenemos suficientes iglesias. Para que el evangelio sea accesible mediante una Iglesia Adventista a cada uno de nuestros 364 millones de habitantes en todos los extremos de la División Norteamericana, necesitamos al menos una iglesia Adventista por cada 25 mil habitantes. Esto significa que necesitamos al menos 14.560 iglesias en Norteamérica. Actualmente solo tenemos 6861 iglesias, compañías y grupos en nuestro territorio.

 Plantamos iglesias porque hay personas en las ciudades, los pueblos, las aldeas y las islas de Norteamérica que no tienen acceso al evangelio mediante una iglesia Adventista. Si queremos que ellos experimenten y escuchen el evangelio por medio de una iglesia adventista, necesitamos que la iglesia esté accesible. Una manera sumamente efectiva de hacer esto es mediante la plantación de nuevos grupos misioneros en su medio.

 Resultado de Evangelismo #4 – Multiplicación de Plantación de iglesias de comunidad

Durante los últimos cuatro años (2015-2019), hemos hecho encuestas y analizado, con miles de pastores, miembros y líderes de la iglesia, cinco resultados que podrían revolucionar la misión y el evangelismo en Norteamérica. El cuarto es también de vital importancia para la iglesia. Fíjate:

 Multiplicación de Plantación de iglesias de comunidadEl 78 por ciento de los encuestados, calificó este resultado con al menos un 7 en una escala del 1-10. Otra razón para el establecimiento de iglesias es el simple principio de que las familias que no se reproducen tarde o temprano desaparecen. Si queremos que nuestra amada Iglesia Adventista esté presente en Norteamérica hasta que Cristo venga, la plantación de iglesias comunitarias tiene que ser una realidad.

 La Iniciativa Plant1000, lanzada en el otoño de 2015, busca el establecimiento de mil congregaciones nuevas en Norteamérica entre 2016 y 2021. Nos gustaría invitar a cada iglesia existente en Norteamérica que analice la posibilidad de dar inicio a una nueva iglesia bebé, o que adopte el nacimiento de una. Por favor, ten en cuenta que plantar una iglesia no afecta negativamente a las ya existentes, ni siquiera si están declinando. El establecimiento de iglesias revitaliza las iglesias existentes, ofrece la posibilidad de que más miembros participen de la misión, y abre una nueva frontera en el evangelismo al hacer que el evangelio sea accesible a personas y comunidades que antes no tenían acceso.

¿Por qué plantar iglesias comunitarias? Porque una iglesia que no va más allá de sus muros quizá no es realmente una iglesia sino un club. Hemos aprendido del Jesús encarnado, al cual seguimos, que nuestras iglesias no deberían estar encasilladas dentro de cuatro paredes, llenas de personas que solo hablan entre sí y espiritualizan todo mientras el mundo que los rodea sufre. Para asemejarnos al Jesús que proclamamos, necesitamos iglesias que sean un flujo constante de bendiciones para sus vecinos, compañeros de clase, colegas y para los que simplemente andan por la calle en busca de esperanza. Jesús mejoraba la vida y brindaba esperanza cada vez que se hacía presente. Nuestras nuevas iglesias y nuestras iglesias existentes tienen que ser una reflexión de Jesús y de lo que El hacía durante su ministerio terrenal, si es que esperamos hacer una diferencia en nuestras comunidades para el reino. 

El pastor José Cortés Jr. es director asociado de la Asociación Ministerial, y está a cargo de Evangelismo, Establecimiento de Iglesias y Misión Adventista/Global de la División Norteamericana de la Iglesia Adventista.